Nos encantan las perlas. Atemporales, elegantes, para todas las edades y para todas las ocasiones…. son la joya perfecta. Pero, ¿quién no ha oido hablar de las supersticiones sobre las novias con perlas?

En la antigua civilización romana, se creía que las perlas simbolizaban las lágrimas de las propia novia. Esta es la más conocida y extendida de las creencias, porque en la civilización griega, sin embargo, se creía que las perlas atraían amor, hasta el punto de que rociaban el pelo de la novia con polvo de perla en el día de la boda.

Las perlas son una de las joyas más demandadas por las novias, por lo bien que sientan gracias a su luz, color nacarado, y aspecto elegante. Entre los diferentes tipos de perlas, tenemos desde las perlas cultivadas, las cuales tienen un proceso de cultivo de unos 6 meses, hasta las perlas australianas o de Tahití, que pueden obtener un tono verde o incluso dorado, con un proceso de cultivo de dos, tres, incluso más años.

Dentro de las joyas con perlas, encontramos infinidad de tipos de perla, incluso estilos o diferentes tipos de joya. Anillos, collares, y sobre todo pendientes de perlas se convierten frecuentemente en los complementos estrella de las novias en su día. Desde diseños vintage, hasta joyas minimalistas o extravagantes. Las perlas denotan elegancia, pero también dulzura, glamour y sensualidad.

El caso es que, desestimamos por completo la creencia romana de la mala suerte de las perlas, y animamos a quien le gusten, a encontrar la joya que le irá “de perlas” a su look de novia, que seguro en Eguzkiboda encontrará. Ya sabéis que como siempre os ofrecemos asesoramiento personalizado en joyas en nuestros espacios Eguzkiboda. Podéis pedir cita previa en www.eguzkiboda.com.

Y vosotras, ¿creéis en estas supersticiones?